Sólo cambia, quién

Decide Cambiar

Experiencias Cotidianas para Compartir

Sabes qué… ¡Pero no el cómo!!!

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc, posteado el 7 de abril de 2017

¿Te ocurre que te vas cargando de tensión con tus compañeros porque las cosas no salen como tú esperabas? Presta atención, a veces no es el contenido lo que detona el conflicto, sino cómo transmiten la información, cómo lo percibes tú, porque dependiendo de tu historia personal vas a sentirlo como una queja, una amenaza, un desprecio, o hasta cizaña… así pueda que lo acojas de buena manera porque nada te “pincha” ni hiere.

Los grandes venenos en las relaciones interpersonales, son la forma como nos comunicamos; y esto ocurre con nuestra pareja, nuestra familia, en la calle, con nuestros compañeros de trabajo, pero el origen es el mismo: No es en sí lo que sucede sino cómo lo siento, y tampoco es claro cuando yo sé que quiero transmitir algo, pero no sé de qué manera decirlo y cómo lo tomará la otra persona…

Antes de hablar, pensemos. Antes de enviar algo escrito, revisemos. Transformemos el mensaje sin señalamiento; Utilicemos en cambio frases como: “Desde mi punto de vista… yo opino… de acuerdo a mi criterio”. Pongamos en orden nuestras ideas y cuidemos que nuestro estado emocional no sea un motivo de detonar momentos sino de unir fraternamente las vidas.

Hasta el próximo compartir.

 
Comparte con tus amigos:

A APRETARNOS EL CINTURÓN Y BUSCAR FOCO EN NOSOTROS MISMOS

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc, posteado el 21 de febrero de 2017

Algo está pasando… “lo que sé es que salimos de casa con más y regresamos con menos” y como éstas, montones de frases que van deteriorando nuestro equilibrio emocional: Nos eleva el estrés, dispara la ansiedad, detonan los conflictos y nuestros hijos lo absorben. Sin subestimar cualquier tipo de crisis, no siempre están en el exterior sino en la forma como nos enfocamos en la vida olvidando revisar cómo está nuestro interior.

¿Cuánto cuesta respirar pausado, descansar, manejar cordialmente el auto, saludar a tus vecinos, despedir a tu familia con un beso? ¿Lo hiciste hoy?

Definitivamente cada día debemos buscar herramientas de vida que nos alienten a sobrellevar situaciones donde probablemente nos sentimos frustrados o desmotivados, como lo es tu trabajo, tus ingresos, las deudas, tu relación familiar o afectiva, algún problema que tienes entre ceja y ceja…

¿Habrá solución? Está en ti!!! Eso es lo más difícil de aceptar, porque primero lloramos, buscamos al brujo que nos lean destinos, o corremos a empeñar al loro con tal de no tener cobrados tocando la puerta. La solución está en focalizarte, en dar un giro y soltar lo que te agobia, “bajar tu cadena” y decidir recomenzar con buen pie. Ya eso es un primer paso.

Focalízate en algo concreto que quieras mejorar y obsérvalo detenidamente, silencia tu mente de todo tipo de ruido negativo de juicio e imagina lo que quieres lograr. La primera pregunta es Para qué lo quiero superar, busca en ti qué te mueve para hacerlo, luego pregúntate cómo alcanzarlo… y en la tercera pregunta es donde debes dar rienda suelta a tu imaginación: qué quiero hacer, porque son los movimientos o estrategias que permitirán que llegues a tu propia meta. Pero si nuestra crisis está en la mente, los miedos, predisposiciones, fatalismos y carencias nos sabotearán el proceso, a tal punto como lo que leí hace poco y me robó una carcajada: La crisis está tan dura, que cuando se te ocurren ideas, en lugar de encendérsete un foco amarillo, lo que se enciende es una vela, jajajajaja.

A activar el humor, a cuidar tus finanzas, a manejar mejor tus recursos y a quererte tu mismo para estar en sintonía con la vida plena. Hasta la próxima, mi abrazo de afecto.

Hasta la próxima experiencia que quiera compartir con ustedes, mi afecto de siempre.

 
Comparte con tus amigos:

UN DESPEGUE DIFERENTE LLENO DE COMPROMISO EN ESTE 2017

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc, posteado el 31 de enero de 2017

Muchos motivos tenemos para compartir con ustedes en este Nuevo año: Primero, hacerles llegar nuestro saludo impregnado de buenos deseos, segundo, compartir nuestra satisfacción al ser la primera Empresa panameña de Capacitación certificada bajo la Norma ISO 9001:2015 la cual garantiza un Sistema de Gestión de Calidad con Excelencia en la atención de nuestros clientes, ustedes, quienes conocen nuestro trabajo, nuestro compromiso, sentido humano y mística en todo lo que hacemos.

Hoy, vemos con preocupación que las empresas están haciendo cortocircuito con dos realidades que tenemos como reto resolver y ser constantes como apoyo profesional:

  1. El recurso humano contratado posee títulos universitarios, certificaciones, una hoja de vida llena de cargos ocupados, más sin embargo, no siempre con habilidad en gestionar su talento desarrollando competencias para ello.
  2. Una transición debido a una realidad que implica cambios en todo, y que nos lleva a contratar una generación joven profesional con motores veloces y que al encontrar un liderazgo tradicional que no es muy abierto a los cambios rápidos, se frustra y desmotiva hasta llegando a conflictos.

¿Cómo manejar esta situación en las empresas, cuando no siempre ni somos conscientes?

¿Cómo hablarles a los que fueron forjadores del negocio y que va alcanzándoles la generación de relevo sin que se sientan desplazados?

¿Cómo ser un ente e la gestión del cambio para que haya armonía?

Ese es nuestro rol y nuestro compromiso en capacitación a todo nivel: En trabajar el lado humano, las necesidades de esa fuerza laboral, en desarrollar competencias directivas, competencias blandas, a través de seminarios, charlas, talleres de cuerda, de integración, programas de responsabilidad social empresarial pero no bajo la filantropía sino de la mano de lo que están necesitando los trabajadores para no trasladar los problemas al ambiente laboral. Permítanos visitarles, llevarles nuestro portafolio de servicios y comenzar a vivir la experiencia de hacer juntos la construcción de un nuevo ambiente laboral. HMC Panamá (Home Management Counseling, S.A.) es excelencia, compromiso y pasión por la capacitación empresarial, el desarrollo personal y coaching.

Hasta la próxima experiencia que quiera compartir con ustedes, mi afecto de siempre.

 
Comparte con tus amigos:

No puedes dar lo que no está dentro de ti…

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc, posteado el 8 de septiembre de 2016

Pareciera que el ser humano tiene una habilidad para detectar lo malo y hacerlo fatalista que reconocer lo bueno y motivar a continuar mejorando. Pero, ¡cómo impacta en la sociedad esas deficiencias de tu vida que en tu ego y terquedad no te dejan cambiar y trascender!

La sociedad es la sumatoria de hogares que a su vez están conformados por familias. Somos hábiles en criticar cuando no logramos nuestros propósitos y dejamos a un lado que cada quien viene con su historia personal, no para justificarlos, sino para comprometernos todos a detectar eso que afecta a los demás y que debes trabajar.

Por ello, revisa cómo ha sido tu vida, qué cosas no te dejan avanzar, comprométete con el resultado que quieres alcanzar, haz tu propio plan donde constantemente lo estés revisando y si es posible pégalo frente a tus ojos. Ve ajustándolo a medida que van pasando los días y cultiva la persistencia: Es una herramienta valiosísima que te ayudará a culminar lo que empiezas y que luego cual globo de fiesta se va desinflando hasta desaparecer por falta de aire.

Si no te propones dejar la victimización y no asumes tu protagonismo en esta vida, seguirás caminando con el dolor, desde las heridas abiertas y te perderás del rumbo que marca tu excelencia.

Hasta la próxima experiencia que quiera compartir con ustedes, mi afecto de siempre.

 
Comparte con tus amigos:

Desnudando Nuestro Corazón

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc

Qué difícil admitir cuando nos equivocamos, nos atrincheramos en nuestro lado testarudo de no tocar fondo y aceptar. Mientras eso no ocurra, seguiremos por la vida caminando con la misma actitud que atraerá peores momentos o causará distancias.

El otro día vi dos autos peleando por ver a quién le tocaba el paso y la agresión con la cual discutían... Comprendí que vamos perdiendo la comunicación fraterna y amable por el egoísmo de ser el primero. Si lo viéramos en el contexto espiritual y no terrenal, ¿Te atreverías a pedirle a Dios que te enseñara a ser el "segundo" y no el "primero" en todo?

Tremendo reto, más no imposible. Para ello debes comenzar por sincerarte tú mismo y trabajar la humildad que será la llave para abrir mejores posibilidades que te permitan tener paz, ser feliz y vivir con bienestar.

Hasta la próxima experiencia que quiera compartir con ustedes, mi afecto de siempre.

 
Comparte con tus amigos:

TIN - TON...¿Quién será, esperas a alguien?

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc

Visitando a un cliente, tocaron el timbre en la oficina y varias personas al unísono dijeron: ¿Y ahora quién será? Por momentos mi niño interior revolucionó la mente como queriendo dar una sorpresa de alguien que no esperaban. Pues que no te pase esto en esta Navidad, porque capaz y estás esperando al amigo secreto, al regalo que siempre recibes de un proveedor consentidor, el arreglo floral con dulces, pero no te has preparado para el que VERDADERAMENTE tiene importancia.

Pesebre

Estás a tiempo de esa preparación: De arreglarte y llenarte de ornamentos porque EL pronto llegará a tu vida, a atocar tu corazón para que lo transformes en perdón, a rozar tu mejilla para decirte muy bajito que atiendas a quienes tú dices querer, a tocarte en el hombro para que no olvides llamar y visitar a tus seres queridos.

El quiere celebrar su cumpleaños pero quiere invitar a los mejores, a los llenos de alegría, fe y esperanza, a los humildes de corazón que han sabido actuar apegado a valores.

Ese cumpleañero es nuestro Niño Dios, ese diminuto que trae consigo la grandeza de ser el HIJO DE DIOS.

Entonces, reflexiona, faltan pocos días para arreglarte, para estrenar tu nueva vida y para brindar por un Año 2015 lleno de abundancia, propósitos y hábitos de vida que generen paz y bienestar.

Feliz año Nuevo para ustedes, que el Niño Dios los bendiga y traiga amor y paz a sus corazones y al de su familia.

 
Comparte con tus amigos:

¿Te sientes tiniebla o te sientes luz?

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc

Cuando nos sentimos fortalecidos, nos comparamos con un reflector de luz, pero nosotros como seres humanos NO tenemos luz propia, sino somos simple reflejo de la Luz de Dios en toda su perfección. De allí que somos imperfectos, llenos de defectos y debilidades que debemos trabajar para elevar nuestras capacidades y transformarlas en fortalezas.

Juego de ajedrez

Pero cuando nos quedamos atrincherados en el temor y la mediocridad, no avanzamos en mejorar y sentimos que todo se nos viene encima, que nos agreden, nos insultan, nos atacan y hasta conspiran entre chismes y cizañas para vernos desmejorados, algo que puede tener como trasfondo nuestra baja autoestima o nuestra historia personal del pasado que ante el mínimo estímulo detona una crisis existencial.

Por eso, no te descuides, presta atención a tus pensamientos, busca impulsar cambios y quiérete, acá estamos para ser tu apoyo, sólo tienes que contactarnos y comenzarás una vida diferente!

 
Comparte con tus amigos:

Tengo todo para ganar, pero termino perdiendo!!!

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc

Esa incongruencia se escucha y es que nos esmeramos en obtener titulación universitaria y descuidamos el título en la Universidad de la Vida…

Si no somos conscientes de tal realidad, será como subir por una escalera mecánica que está en bajada: ¡Un esfuerzo desgastante!

Escalera mecánica

Pero si afrontas tú realidad, tallando tu imagen como ser humano hacia la obtención del título "Don de Gente", más puertas se irán abriendo porque lo que necesita esta sociedad es educación y cortesía. Bien vale la pena que comencemos a pensar seriamente en el legado que estamos dejando a nuestros hijos al no esforzarnos como hábito y que implique fortalecer normas de vida, cordialidad, arreglo personal, imagen, comunicación y valores éticos. Todo un reto, más no es imposible. Sólo hay que tener el compromiso de querer cambiar.

 
Comparte con tus amigos:

La productividad improductiva de cada día

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc

Suena entre redundancia y mal redactado pero es la cruda realidad laboral: El sector empresarial rey, reina y alfiles hablan de una productividad laboral y los peones del ajedrez demuestran con su actitud diaria que hay una dicotomía entre lo que se dice y el resultado que se obtiene.

Juego de ajedrez

El otro día dictando un Seminario de Transformar el pensamiento en GENIAL, veía que para el trabajador es más fácil vivir de un más de lo mismo, de un poco me importa, y de una ley del mínimo esfuerzo, limitándose a lo básico y convencional. Y mi inquietud fue: ¿Puede una empresa alcanzar metas con esta mentalidad? Eso nos lleva a despertar y ser consciente que el mundo está cambiando, que hay que atender la motivación y necesidades de nuestra fuerza laboral para que cambien el suitch y se imponga un estilo diferente de gerencia, donde la capacitación no sea un gasto para RRHH sino una INVERSIÓN a través de novedosos programas de Responsabilidad Social Empresarial que no se restringen a la filantropía y el trabajo comunitario para disminuir impuestos, para salir en una crónica social periodística, sino para atender la raíz, porque recuerden que el árbol es hermoso en su follaje y frutas, pero si tiene sus raíces sanas!

 
Comparte con tus amigos:

Tolerancia, respeto y silencio, ¿el reto del siglo XXI?

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc

Tomándome un minuto de descanso para actualizarme en noticias, tomé mi celular para entrar al Twitter e hice un ejercicio meditativo: Cantidad de opiniones, expresiones unas subidas de tono, otras con frases bonitas y hasta reflexiones que me han llegado en lo profundo de mi ser haciéndome concluir cómo las redes sociales son la nueva forma de expresión del hombre. Hablas sin que algunos te escuchen, expresas sin medirte, censuras y destruyes, amas y ni se enteran, escribes sin que otros te lean...

Pero se hace con ¿respeto? ¿Tolerancia? Ante una respuesta que discrepe con nuestro pensamiento, sabemos tener un silencio saludable, porque podemos expresar nuestros puntos de vista pero sin la ofensa, burla, descalificación, atropello...

Vivimos momentos veloces, el tiempo no se detiene, donde la presión por producir más, la ansiedad por alcanzar la meta y el estrés por lograrlas nos hacen perder nuestro estado de armonía, acumulándonos hacia el final del día. Que esa carga emocional pueda liberarse por el agujero del deporte, la música, la lectura, la meditación, de modo que no estalle sobre la familia, la pareja y los compañeros de trabajo, y mucho menos usando las redes sociales que en lugar de edificar, lo que pueden hacer es destruir.

Hasta un próximo compartir...

Via del tren

 
Comparte con tus amigos:

Tu vida en un "ONE WAY"

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc

Para quienes conducen vehículos saben que hay vías en ambas direcciones o sentidos, y otras pocas que te llevan en una sola dirección. Así pasa en nuestra vida, hay quienes llevan una doble dirección: Para aparentar lo que no son, para fingir ante los demás, para manejarse en esa ambigüedad que no los deja definir claramente sus posturas, sus valores, sus principios, trayendo confusión y contradicción.

Estar claros con lo que pensamos y lo que queremos nos debe llevar a un solo sentido de la vida: A crecer, madurar, progresar, aprender, evolucionar, cambiar y compartir. La doble vida desgasta y trae desbastadoras consecuencias en muchos de los casos.

Esto nos debe llevar a reflexionar para esmerarnos en vivir para SER y no para TENER y APARENTAR. En mantenernos en pie de lucha por mantener una convivencia sana y fructífera, trabajando propósitos para materializarlos en resultados y siendo conscientes de quienes tenemos a nuestro alrededor: El amor de Dios, nuestra pareja, nuestra familia y nuestro entorno afectivo quienes serán nuestro bastón de apoyo para apuntar nuestra brújula de la vida en ese NORTE sin retorno: La honestidad, el respeto, la rectitud, la verdad, la pulcritud y los valores

Hasta un próximo compartir.

 
Comparte con tus amigos:

¿Hasta cuándo quieres demostrar tu poder a la fuerza?

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc

El otro día observaba cómo un cliente en el Supermercado se imponía con su voz ronca y penetrante pretendiendo violar la fila de personas para pedir que le despacharan pronto, valiéndose de su gran tamaño, peso y timbre de voz. Pero en el fondo, no es otra cosa que el temor a que descubran su debilidad, su inseguridad y sus miedos porque no siempre el que más grita es el que tiene la razón.

Cuando te veas en una situación similar en tu trabajo, en la calle, con tu familia, detente a evaluar cómo estás actuando, a quién estás atropellando injustamente, pues no es correcto que involucres en una situación desagradable a un tercero que no tiene por qué pagar tu frustración o trauma del pasado.

Me asombra la tenacidad de las personas místicas, espirituales, que con una actuación suave y relajada logra mucho más en su acontecer diario porque acciona su tenacidad, constancia, deseos de lograrlo y esa energía que proyecta hace que los demás le apoyen al no verse sometidos ni humillados.

¿Se imaginan si así fuéramos todos en el tráfico, en la universidad, en el trabajo, en nuestra comunidad? Al principio no le prestaríamos atención, pero luego quienes quedaríamos en el ridículo seríamos nosotros mismos ;)

Hasta un próximo compartir.

 
Comparte con tus amigos:

¿Volverá el ser humano a sus andanzas de mono?

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc

Transitando un día por mi trabajo de cada día, me cayó a la vista cómo se ensombrece un ambiente sea laboral o familiar por los "emisarios" que con el afán de buscar una solución o hacer un "supuesto" bien, lo que hacen es complicar más la cosa…

Más aún cuando quieres vender lealtad en un frasquito, pero lo adulteras con traición. Asomas la idea de silencio, y la lengua se encalambra con tal de pasar voz de lo que te pidieron que callaras…

Cuántos problemas se gestan día a día entre familias, con amistades en la escuela, la universidad, entre tus amistades de la comunidad, en tu iglesia, con tus compañeros de trabajo…

Esto me lleva a concluir que hay una imagen que siempre mi mamá en vida nos la enseñaba y con tanta insistencia no las inculcó. En el momento, no prestábamos importancia y decíamos "son cosas de mi mamá", pero hoy por hoy puedo dar fe que está más vigente que nunca, y esa imagen guardaba la frase:

VEA, OIGA Y CALLE !!! Ver, oir y challar

Hasta mi próxima experiencia cotidiana…

 
Comparte con tus amigos:

"No me hablaste claro y no te entendi"

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc

El otro día trabajé con un Departamento en una empresa de consumo masivo y el problema era la poca productividad porque se detenían en discutir en cosas tan pequeñas que luego las convertían en grandes bolas de nieve por la deficiente comunicación.

El conflicto se originaba porque el personaje A pretendía que el personaje B le leyera la mente a lo que él quería transmitir y que en realidad no lo lograba. ¿Cómo solucionamos este percance? Sencillamente les dije que hicieran esto:

  • Primero que no se predispusiera a pensar que iría a la guerra. De buenos modos se pueden lograr grandes cosas, así que pedí que tuvieran mente positiva.
  • Que ambas partes reconocieran que hubo deficiencia en la comunicación, que se hicieran responsables de su error y que se comprometieran a hablar claro, sin irse por las ramas y abordar el tema sencillo pero bien focalizado.
  • Que privara por encima de todo el respeto y la cordialidad. Nada más incómodo que cuando a uno le hablan "ladrando" en lugar de "conversarle".
  • Que cuando les tocara a cada uno el turno de hablar, el otro aprendiera a ESCUCHAR sin mostrar cara de aburrimiento, pereza, amargura… algo muy típico en seres impacientes e intolerantes que se sienten que todo lo saben.

Luego de esto, han mejorado las relaciones entre ellos mismos, pero la empresa salió ganando incrementando su productividad y concentración al disminuir desgastes que pudieron ser innecesarios con una buena orientación y capacitación

Hasta el próximo compartir.

 
Comparte con tus amigos:

¿Qué te cuesta, se te hace muy dificil?

Por Jacqueline De los Ríos de Urbanc

Saliendo de dictar un Seminario, venía con la satisfacción de que todo quedó bien y los participantes salieron visiblemente motivados y agradecidos con lo aprendido, hasta que conduciendo mi auto por la vía principal un transporte público irrumpió agresivamente hacia mi carril quitándome el paso en forma descortés... Eso me llevó a reflexionar en la causa de que no exista cordialidad y educación en el tránsito, y no es otra cosa que nuestra carga emocional, nuestros conflictos internos, nuestra frustración de la no superación, nuestra rabia del "por qué tú si tienes y yo no" lo que conocemos como envidia, de la obstinación de que ese sea su trabajo...

A veces no somos concientes del daño que podemos causar, de la violencia que podemos engendrar y de los resultados nefastos que podemos ocasionar por el simple hecho de seguir viviendo así, sin propósito, sin superación, sin planificación de la vida, sin alegría o ilusión de lograr mejores resultados. Si transformamos lo que nos hace amargos y lo convertimos en amable y alegre esperanza, con un gesto de amabilidad cada vez iremos logrando un mejor entendimiento, mayor comprensión y mejor calidad de vida para todos.

Hasta mi próxima experiencia cotidiana…

 
Comparte con tus amigos: